Alimentación en la lactancia materna

En este blog queremos contarles acerca de cómo influye la alimentación de la mamá cuando es lactante.

Durante los primeros 6 meses de vida de los bebés es muy importante que se pueda dar de manera exclusiva leche materna al bebé, algunas mamás lo logran y otras no, por diferentes circunstancias, lo cual no las hace ni peores ni mejores madres.

Acá queremos contarles desde la experiencia y vivencia de una mamá que a su hijo mayor logró darle LME hasta las 6 meses y leche materna hasta los 14 meses; y con su segundo hijo, que tiene dos meses, hasta el momento y por la gracia de Dios le ha dado LME, cómo la alimentación influye en la leche y defensas de ella y de sus hijos.

En primer lugar hay muchas teorías y creencias que se debe tomar pony malta, cerveza, agua de panela con leche, agua de hinojo, diferentes aguas aromáticas y hierbas, éstas creencias consideramos que son válidas siempre que cada cual las realice con convicción y sabiendo finalmente que cada mamá realiza lo que mejor considere. Desde nuestra experiencia les contamos que la mamá lactante no consumió ninguna de estas aguas, pero si mucha agua pura, finalmente el mayor componente de la leche es agua, (la leche materna contiene 80% de agua), así mismo permite que al beber mucha agua se produzca más leche y la mamá esté hidratada, porque se pierde hidratación la cual se refleja en la piel, aspecto e inclusive energía de la madre.

Segundo los alimentos saludables y orgánicos son esenciales, si consumimos no sólo alimentos saludables sino alimentos orgánicos, estamos dándole a nuestro hijo lo que comemos, es decir que si hay alimentos con químicos estos mismos a través de la leche se los pasamos a los bebés.

Encontramos esta recomendación de una nutricionista que puede ayudar a aumentar la producción de leche:

Alimentos para aumentar la producción de leche

A muchas madres les preocupa la idea de no producir suficiente leche. Estos ocho alimentos pueden ayudar a aumentar la producción de leche materna y los alimentos que dan un sabor especial a la leche:

1. Harina de avena

La avena ha resultado ser un alimento perfecto para el mantenimiento de la producción de la leche materna. Se puede consumir con la leche o el yogur, y, además, resulta ser un desayuno ideal para empezar el día. Es una fuente importante de hierro, lo cual es muy importante, ya que uno de los principales motivos de una baja producción de leche materna es la deficiencia de hierro. La avena también ayuda a reducir el colesterol y a regular la presión arterial.

2. Ajo

El ajo contiene galactagogue y esto ayuda estimular la lactancia. No es necesario comerse el ajo directamente, pero sí se puede añadir a las comidas. El ajo se ha utilizado por las madres lactantes para ayudar a impulsar la leche desde hace décadas.

3. Zanahorias y remolachas

Tanto las zanahorias como las remolachas contienen beta-caroteno, son una fuente saludable de carbohidratos y ayudan a aumentar los niveles de potasio. El beta-caroteno es, además, beneficioso para el crecimiento del recién nacido. Estos alimentos favorecen la producción de leche y pueden ayudar a la mamá a perder algo de peso después del embarazo, si las come entre horas (en lugar de bollos, dulces, etc.)

4. Hinojo

Las semillas de hinojo también ayudan a aumentar la producción de leche. Esta planta actúa como un galactogogo, que es una sustancia que ayuda al cuerpo de la mujer a producir más leche. Además, estas semillas ayudan a la digestión y a prevenir los cólicos del lactante.

5. Frutos secos

Los frutos secos aumentan la producción de leche materna y tienen un alto contenido de antioxidantes.

6. Jengibre

El jengibre es otro alimento que ayuda a impulsar la leche materna. Se puede añadir a muchas recetas o preparar una infusión con la raíz (recomendable también para las náuseas del embarazo).

Tanto en el embarazo como durante la lactancia materna, la mujer debe cuidar su alimentación llevando una dieta equilibrada y saludable. Hay que tener en cuenta que el bebé se alimenta a través de la madre y, por tanto, los alimentos que ingiramos le afectarán directamente.

Las frutas orgánicas son fuente de energía, agua y cada una tiene vitaminas que aportan no solo al bebé sino que suplen en la mamá las vitaminas que puede perder de su cuerpo al pasarlas al hijo.

Durante la lactancia de acuerdo a teorías médicas las mamás pierden mucho hierro y calcio por lo cual consumir verduras orgánicas con estos componentes son esenciales, algunas hortalizas en las que se encuentran son el Kale o col rizada, llamada la reina de los vegetales, espinaca orgánica, acelgas entre otras verduras.

En el Kale debido, en parte, a que la vitamina C del propio kale favorece la absorción del calcio.

Además, posee magnesio, potasio y zinc, y un alto contenido proteico, aproximadamente el 10%.

Posee vitamina C en grandes cantidades (más de 20 mg por cada 100 gramos), y vitaminas E, A y K, siendo muy escaso su contenido en antinutrientes como los fitatos, oxalatos o taninos en comparación con otras hojas verdes

Se recomienda comer al menos cinco frutas y verduras al día. Los alimentos con almidón, como el pan integral, las proteínas de las carnes magras, las legumbres y los productos lácteos (leche, queso y yogur), o bebidas como de almendras, arroz entre otras también deberían incluirse en la dieta durante la lactancia materna.

 

https://www.mibebeyyo.com/bebes/alimentacion/lactancia/alimentacion-lactancia

Deja un comentario